7/2/19

12/1/19

Ana Mendieta. Silueta series

Ana Mendieta: Una mujer que expresa vida y muerte en su cuerpo/arte.
--------------

Observa desde el interior de la tierra. 
Existe por encima de todo, la búsqueda del origen (Mendieta 216).


'Como exiliada, Mendieta poseía una identidad fronteriza. Su arte se presenta como un instrumento de negociación entre una cultura perdida, ausente-presente cubana-caribeña y otra cultura implantada-adoptada desde su residencia en los EEUU. Esta identidad fragmentada es un punto clave para entender la obra de Mendieta.'
Mª del Mar López-Cabrales

9/1/19

Estefanía Cabello

Estefanía Cabello nació en Córdoba en 1993. Graduada en Filología Hispánica por la Universidad de Córdoba. Se ha formado a lo largo de estos últimos años en lugares como Nueva York, EE.UU (2012); Ciudad de México, UNAM (2013); Gales, Reino Unido (2014); Guadalajara, México (2014), Marruecos (Instituto Cervantes, 2016); Varsovia, Polonia (Consejería de Educación de la Embajada, 2016) y, actualmente, China.
Su obra está incluida en las antologías Donde veas (La Bella Varsovia, 2015) y La punta del iceberg (Ediciones en Huida, 2015). Tiene publicadas dos plaquettes: Nº 10 y Familia(Berenice).
Es miembro del colectivo de fotografía artística iso23, ha coordinado el club de poesía de la biblioteca central de Córdoba durante 2015.
Obtuvo den 2017 el XVIII premio de poesía joven Gloria Fuertes por su libro 13 segundos para escapar, publicado por la editorial Torremozas en la colección Gloria Fuertes. Y en 2018 el premio Valencia Nova del Institució Alfons El Magnànim con su poemario 'La teoría de los Autómatas' publicado por Hiperión.
----------------------
----del poemario '13 segundos para escapar':
Nueva España [1]
Escrito en Guadalajara, México.
12 de noviembre, 2014.

Mi país no es un país de 43 muertos,
Es un país de 40 millones de muertos
Que se desplazan por las calles,
En fosas de dinero y humor negro.

En mi país a las niñas les enseñan a ser señoritas,
A los niños les enseñan a ser caballeros.
Pero nadie les enseña a ser niños.

En mi país la inteligencia sigue gobernada
Por señoras viejas, enlutadas,
Que aún se desplazan por la calle como alacranes,
Y hacen punto tras los visillos,
Rezando padresnuestros y condenando a los maricas.

Mi país no aprende de sus muertos.
No aprende de la lucha mano a mano contra hermanos.
Mi país, en cambio, busca autosuficiencia.
Mi país es tan bello… ¿pero quién, qué voz va a cantar a mi país
Si acribillamos una vez a balazos como conejos a los únicos poetas del amor y de la vida?

Mi país no quiere a sus muertos.
Los padres de familia se siguen suicidando
Y los gobiernos lavan las manchas con lejía barata,
Como las buenas amas de casa,
Para que España no huela a podrido.

Que nadie diga que mi país es un sueño.
Que nadie que no lo conozca diga que mi país es un sueño.
Mi país solo conoce y sueña un orden gigante, mayor que él mismo,
Bajo el que todo el mundo se agolpa y va gritando “Amén” por las esquinas.[2]


[1] En contexto de los 43 estudiantes asesinados en el país mexicano, en contra de todos aquellos que una vez me dijeron “España es un sueño”, que no veían la otra España a través de mis abiertos ojos de niña, y en honor a los grandes exiliados de la libertad humana: Generación del 27.
--------------------

Del poemario 'La teoría de los autómatas'
Alguien pregunta por la palabra Patria
                 Uno: estamos en peligro, un peligro mortal.
                     Dos: ya casi no podemos distinguir entre lo que nos acaricia y nos aplasta.
                                                               JORGE RIECHMANN ('Isla Nuncaira')


Las ventajas de no tener un hogar 
es que puedo vivir en todo lo habitable
incluso lo que otros conocerían como ridículo,
esas montañas, ese montoncito de tierra
que se convierte en mi nombre,
los labios que me vieron besar por última
ves, un fragmento de aire, una fotografía,
un país, --ninguna patria,
ningún reino reconocible--,

toda la belleza alrededor.