21/2/17

Fermín Alegre

A LOS HIJOS DE PUTA ¡LA CICUTA!

A los jefes de Iberdrola, la silla eléctrica
A algunos médicos, la inyección letal
A los técnicos de las nucleares, un mes de radioterapia
A LOS HIJOS DE PUTA ¡LA CICUTA!

A los toreros banderilla pica y estoque
Y si aguantan, descabello
A los jueces ahorcados con la venda de la justicia
Así, dejaría de estar ciega
Al clero ahogado en agua bendita
A los obispos menos báculo y más garrote
Y el papa asfixiado en fumata blanca
A LOS HIJOS DE PUTA ¡LA CICUTA!

A los trepas del ladrillo lapidados y emparedados
A los rateros de Wall Street veneno en bolsas
A la nobleza, lo clásico, una visita de Monsieur Guillotin
A LOS HIJOS DE PUTA ¡LA CICUTA!

A los fabricantes de armas, entre tanto abanico, que escojan ellos
A los capos de la farmacopea, un cóctel de valium, trankimazín, orfidal, transilium…
A los políticos: la silla eléctrica, la inyección letal, un mes de radioterapia, banderilla,
pica y estoque, la horca, el garrote, lapidación, veneno, guillotina…
¡ah, se me olvidaba!, la cicuta
Y a todos los que lanzamos gases a la atmósfera, ¡la cámara de gas!
Pero no nos olvidemos, A LOS HIJOS DE PUTA ¡LA CICUTA!

Fermín Alegre    

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada